¿Cómo comprar un piano usado o Nuevo?

   Te damos 3 Tips prácticos al tener en cuenta.

 @Pianosbogota

El piano es un instrumento musical único e interesante y uno de los más difíciles que existen, llegar a dominarlo medianamente requiere años de estudio y práctica, sin embargo comenzar a “sacarle” sonidos a éste instrumento puede conseguirse si tenemos un poco de paciencia y dedicación. Sigue los siguientes tips que te ayudaran a interpretar y aprender a tocar este gran instrumento:

 


 

 1. Comprar un piano o teclado de acuerdo a lo que te quieras enfocar.

Existen varios tipos de pianos como: teclado u organeta, pianos digitales y pianos acústicos (verticales o de cola). Entre ellos se manejan distintos tipos de tecla, algunas son pesadas, otras semipesadas y teclas livianas que son las que se manejan en los teclados u organetas. También un factor importante a la hora de escoger el piano ideal es su número de teclas, ya que la mayoría de pianos vienen de 88 y 61. En Pianos Bogotá, puedes encontrar todo tipo de piano de acuerdo a tu necesidad.

Los pianos acústicos (pianos de cola o vertical) son los más costosos del mercado, pero son los ideales para empezar, ya que la sensación o pulsación de la tecla ayuda a coger mayor técnica en la digitación y, su sonido al ser natural y no eléctrico, acostumbra al oído a escuchar el sonido natural de un verdadero piano.

Si no logras encontrar un piano acústico, un Clavinova o piano digital es una buena alternativa. Son más asequibles, no se desafinan y tienen distintos sonidos y características de un acústico que pueden mejorar tu forma de aprender piano. Todo ello sin mencionar que no ocupan mucho espacio. Un piano digital es una gran herramienta para un principiante y una buena opción para luego cambiar a un piano acústico.

Para niños consigue un teclado especial para aprender a tocar. Estos instrumentos especializados tienen luces que se encienden en un orden específico para ayudarte a aprender canciones con mayor rapidez. Por lo general, incluyen libros y videos que te ayudarán a aprender la notación musical. Puedes encontrarlos en los teclados u organetas Yamaha o Casio.

2. Adquirir conocimientos básicos del piano.

Las teclas blancas de un piano se conocen como naturales, ya que al tocarlas emiten una nota natural. Las teclas negras se llaman sostenido o bemoles, ya que al tocarlas emiten una nota sostenida o bemol. [10]

Existen siete notas naturales en un teclado: C – D – E – F – G – A – B (do – re – mi – fa – sol – la – si).

Existen cinco notas accidentales por cada octava y pueden ser tanto sostenidas como bemoles.

Aprende los nombres de los pentagramas de la mano izquierda y derecho: la clave de F (fa) y la clave de G (sol).

Estudia las notas. Tendrás que aprender dónde se ubican las notas en el piano, cómo suenan y cómo se escriben en el pentagrama. Para lograrlo, puedes utilizar fichas de memoria para identificar las notas en el pentagrama. Asimismo, puedes comprar etiquetas adhesivas y colocarlas en tu piano para ayudarte a aprender la ubicación de las notas. También puedes comprar libros para aprender a leer las notas dirigidos a principiantes.

Aprende la ubicación de los dedos. Utiliza un libro de instrucción para aprender a tocar las notas o en los teclados de Yamaha o Casio, traen un tutor que te va indicando que nota tocar y con qué dedo de la mano tocar la tecla. Aprender a utilizar los dedos correctos es tan importante como aprender dónde están las notas. Si no practicas con el método correcto, tendrás problemas para tocar las escalas. Tocar escalas te ayudará a familiarizarte con las notas y sus sonidos. Si estás aprendiendo a leer música a primera vista, tocar mientras lees te ayudará a aprender dónde están ubicadas las notas y cómo se ven en el pentagrama. Toca las escalas para cada mano por separado. Luego, tócalas con ambas manos a la vez.

3. Adquirir una postura correcta.

Para tocar el piano hay que adoptar una postura corporal adecuada, ya que en el momento que tocas piano no solo mueves las manos, sino que abarcas todo el cuerpo. Siéntate en la mitad del teclado en el Do central, con la espalda recta y los brazos en un ángulo de 90 grados. Debes elegir un asiento lo suficientemente largo y preferiblemente que su altura se pueda graduar. Asegúrate de que puedas mover los pies hacia adelante y hacia atrás para pisar y abandonar los pedales sin forzar de ninguna manera la parte superior de las piernas. i tu banco de piano no es ajustable, o no hay manera de ajustarlo a una altura que te resulte cómoda, puedes usar cojines o almohadas para aumentar un poco la altura del asiento. Sólo asegúrate de que su grosor no sea demasiado desigual, y que te den suficiente estabilidad para que no resbales al tocar el piano.

Hacer ejercicios de relajación, respiración y de estiramiento de los músculos de los dedos y la muñeca. Esto te evitara tensiones y dolores a la hora de tocar, también ayudara a tocar de una manera más fluida y rápida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *