, , , ,

MONITOR DE ESTUDIO YAMAHA HS8


Los Monitores Yamaha HS8 incorporan transductores que ofrecen una respuesta precisa sobre un ancho de banda de amplio espectro. Estos transductores utilizan un diseño de campo magnético avanzado, que regula el flujo de la respuesta magnética. De esta manera obtienen transiciones sonoras extremadamente naturales.

$1.600.000

Los Monitores Yamaha HS8 incorporan transductores que ofrecen una respuesta precisa sobre un ancho de banda de amplio espectro. Estos transductores utilizan un diseño de campo magnético avanzado, que regula el flujo de la respuesta magnética. De esta manera obtienen transiciones sonoras extremadamente naturales.

Incluye un tweeter de 1” con alto rendimiento, que extiende el rango de frecuencias utilizables y alcanza un sonido de alta resolución. El tweeter de los Monitores Yamaha HS8 ofrecen una salida de agudos suave y libre de distorsión hasta 30 kHz. Los woofers utilizan imanes cuidadosamente seleccionados. Hacen producir un sonido con escasa distorsión y graves muy definidos a cualquier volumen. Todos los componentes de estos woofers de alta potencia, incluyendo el anillo y la cesta del woofer. Contribuyen a crear unos graves con enorme presencia. Alcanzando a su vez unos medios claros y precisos en los Monitores Yamaha HS8.

Sus altavoces utilizan un amplificador perfectamente adaptado a los transductores de cada uno de los modelos de la serie. Gracias a su diseño de biamplificación, con un amplificador dedicado al woofer y otro al tweeter, garantiza un sonido de alta resolución constante. Los monitores Yamaha HS8 tienen una respuesta excepcionalmente plana en todo el espectro sonoro.

Garantía:

1 Año

Colores:

Negro

Watts:

120W (LF:75W, HF:45W)

Crossover

2kHz

Respuesta de Frecuencia:

38Hz – 30kHz

Conectores:

XLR3-31 type (balanced), PHONE (balanced)

Speaker:

LF 8" / HF 1"

Material

MDF

Peso:

10.2kg (22.5 lbs.)

Basado en 0 reviews

0.0 en general
0
0
0
0
0

Be the first to review “MONITOR DE ESTUDIO YAMAHA HS8”

No hay comentarios todavía